El acto de construirse cada día, peldaño por peldaño

El acto de construirse cada día, peldaño por peldaño, pienso en una escalera, llena de flores, piedras, ladrillos… de semillas, de sueños, de lo que nos levanta cada mañana, de lo que nos causa una sonrisa. Si miro hacia arriba veo una luz inmensa blanca, sé que al final de aquella escalera está la esperanza, es el todo y la nada, lo que estoy construyendo, yo misma estoy construyéndome, de a pasitos… el resultado posiblemente no sepa cual es, lo que sí sé es que va a ser algo bueno, una vez aprendí que a veces hay que desprenderse de ́ ́ la forma ́ ́, suena raro cierto? pero es revelador entenderlo, es ir por la vibración, a veces uno desea algo con todo su corazón, hace lo que está a su alcance para lograrlo pero resulta que obtienes algo diferente, incluso mejor, porque no es la forma lo que estamos buscando, nos abrimos a un millón de posibilidades.

«Nunca cambiarás tu vida hasta que cambies algo que haces a diario. El secreto de su éxito se encuentra en tu rutina diaria». John C. Maxwell.

Cada día, paso a paso, minuto a minuto, tomamos una decisión, que por muy banal que creamos que sea, marca el camino de cada vida, porque cada pasito es una semilla que estamos sembrando, que después dará un fruto. Desde la hora en que te levantas, la sonrisa a un extraño, el favor no pedido, la milla de más que caminaste, el libro que leíste… el hábito que formaste… la vida es una sumatoria de pequeños actos que sentíamos pequeños pero que terminan siendo inmensos. 

En el libro “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” , resalto el segundo y se los comparto: Empieza con un fin en mente. “Hábito de principios de liderazgo personal”

Implica empezar el día con un fin en nuestra mente, dar paso a una visualización de como será nuestro día, es un marco de referencia para la prueba de todo lo que viene, es una forma de comprender nuestros resultados y los pasos para alcanzarlos, yendo hacia la dirección correcta.

“Es un hábito nos enseña que todas las cosas se crean dos veces, primero se crea una imagen mental y luego una creación física, como si fuera un bosquejo.“

Una vez leí algo que me encantó y recuerdo siempre: ¿En qué inviertes tus latidos? 

Cada palpitar es un segundo, un instante, que se va y no vuelve… transformar nuestra vida es una decisión diaria, es trascender las adversidades, ver más allá de lo común, reconocer lo simple como un milagro. Entender que nuestra vida de por sí ya es un milagro, uno tiene dos opciones: vivir su vida como si todo fuese un milagro o no… cuál escoges tú?

Nuestra vida es una obra de arte en proceso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: